viernes, 15 de diciembre de 2017

Llegó la fobia veraniega de creer que el ventilador de techo puede desprenderse y caer y mientras va girando en la caída ir amputándome las piernas...o peor, decapitarme...asi que corro la cama hacia un costado por las dudas.....

6 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Tal vez no tanto, pero que caiga encima es suficiente para que sea algo desagradable, indeseado.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Lo he visto...

Va a ocurrir.

Adiós Geraldine, me gustó conocerte.

Frodo dijo...

Ah, bonito TOC el suyo. El Dr. Segismundo estaría muy contento de haberte conocido.
Me recordaste el comienzo de Apocalypse Now, si eso que describis ocurriera también sonaría "The End" de los Doors

Beso!

unjubilado dijo...

Efectivamente mejor no ponerse debajo por si acaso, ya que nunca se sabe que puede pasar.
Saludos

miquel zueras dijo...

Alguna vez lo he pensado cuando miro girar sus hélices y me recuerda al helicóptero que decapitó a Vic Morrow en el rodaje de "En los límites de la realidad". Tengo un ventilador colonial de madera, de esos que cuelgan del techo con interruptor, muy indicado para ponerse debajo de él y leer a Jack London. Claro que por acá hace ahora demasiado frío.
Saludos!
Borgo.

LA ZARZAMORA dijo...

Eres una crack.
Un besito, Geraldine.