miércoles, 3 de septiembre de 2014

"Habló de mujeres en general. .....Dijo que había un tipo de mujer, y hasta una mujer determinada y única, para el animal que se oculta en el fondo de cada hombre, y agregò algo en el sentido de que era una desgracia encontrarla, porque el hombre siente lo importante que es para su destino y la trata con temor y con torpeza preparándose un futuro de ansiedad y de monótona frustraciòn"
Fragmento del cuento:


7 comentarios:

Kellypocharaquel dijo...

Hola querida Geraldine, un placer regresar a tu sensacional Blog, pleno de reflexiones para analizar profundamente.
Agradezco tu cálida visita y belllo comentario en mi sitio.
Que la luz de la Primavera guie tu senda junto a tus seres amados.
Abrazos y besos fraternos
Raquel Luisa Teppich

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ah, veo que leíste ese cuento.
Que bien. Y que molesto es que esa mujer pertenezca a un mundo paralelo, donde quizás sea imposible regresar. Y sospecho que eso le pasó a Irineo Morris con la enfermera Idibal.

JLO dijo...

me suena a mucha timidez la de ese personaje.... si encontràs algo así hay que darle para adelante, con todo...

que lindo Federico! ja.... salu2....

Antonio Torres Márquez dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

saludos.

TORO SALVAJE dijo...

No lo había leído.
Una para cada uno...
No sé...

Besos.

serafin p g dijo...

¿una sola? la cosa se pone complicada entonces. Ojala las mujeres no corran con la misma suerte y sus tipos (de hombres) sean muchos para corresponder al femenino animal oculto.

Amando García Nuño dijo...

Va a resultar que hablaba de "mujer en particular".
Grande ABC.
Abrazos, siempre