domingo, 25 de enero de 2009


Salir a la una de la mañana solamente con el propósito de comprar cigarrillos...denota cierta adicción no?...
Yo sé que estar por cumplir 30 me está afectando, pero no por sentirme vieja ni esas cosas, porque estoy repasando éste primer tramo de mi vida o porque llegué aqui quizás como no esperaba. A saber: supuestamente tendría que ser ya una profesional después de haber estudiado la carrera que amaba. Debería haberme casado o por lo menos haber encontrado ya al pobre cristiano hecho a mi medida, haber construído algo propio, pensar ya en tener un hijo....pero no, resulta que ya tengo un hijo, no he podido terminar mi carrera justamente por criarlo, además de haber tenido que ocupar el lugar de mi mamá en la casa y entonces.....me convertí en una ama de casa sin marido....
Hoy tengo ganas de quejarme de todo o casi todo.....

5 comentarios:

Gata Negra dijo...

Pues adelante, quejate que este blog es tuyo ;)

Yo te escucho :)

Y por cierto, ni se te ocurra pensar que con 30 ya eres vieja!! Quita, quita!! Que serías entonces con 40 como yo?? Yo no me siento ni me veo vieja en ningun aspecto ni sentido :)

Christian dijo...

yo me llamo Christian si quieres

jejejejeje

quejate esta bien

O.b. medio dijo...

es genial, uno se queja y al otro día vuelve al ruedo diciendo, amo mi vida...me encanta!

YBaG "oJoS De LuNa" dijo...

Pues mira, aquí en México utilizamos una frase para referirnos a que estamos próximos a llegar a algún lugar o meta, y esta es """voy que vuelo""" así que yo estoy en eso de darle también a los 30, y lo que me ha pasado es muy diferente, tengo 27 años, una licenciatura concluida y un posgrado en proceso ya de titulación, sin hijos, viviendo sola en una ciudad ajena a mi familia, en un departamento que aveces es inmenso que hasta mi respiración puedo oír, y una soledad con la que aveces peleo ""sin querer"", y por todo lo anterior tampoco paro de quejarme... Yo tampoco imagine mi vida de esta manera, creo que leí demasiadas novelas en la adolescencia y lo qu aprendí es que las princesas desde los 20 ya tenían una vida "modelo"., aquí lo que cabe destacar es que no somos unas princesas sino unas reinas, mucho ánimo...
Saludos y un besito...

polvo de perla dijo...

Una tiene derecho a quejarse cuanto quiera. Eso de parar el carro y marar atras esta muy bien pero también muy mal porque siempre sacamos lo que quisimos hacer y no lo bueno que hicimos. De cualquier forma es nuestra vida y tenemos derecho a quejarnos cuanto queramos. Y no por lo de los 30 ¿ehhh? que por aqui hay algunos más y no pasa nada.
un abrazo