viernes, 5 de diciembre de 2008

"En tres años de jugar juntos a la escondida, jamás habia tenido la ocasión de compartir un lugar con Beatríz Velarde. Siempre había alguien que se me adelantaba. Al parecer, Beatriz tenía comprometidos sus escondites por varios años.
Una noche de primavera, en el callejón de la estación de Flores, mientras contaba el ruso Salzman, vi que Beatriz entraba solita en la casa amarilla y abandonada que hay en una esquina. Piqué tras ella yalcanzamos a acomodarnos debajo de un fogón en ruinas.
Estaba muy obscuro y alcancé a notar su aliento de chiclets Adams. Los arrabales de su pelo saludaban mi boca.
-Te quiero-le dije suavemente
-Decímelo mejor-contestó Beatriz.
Empecé a pensar algo ingenioso, cuando entró el ruso Salzman y brutalmente señaló el final de mi romance:
-Piedra libre para el turco y Beatriz!
-sangre, sangre-grité yo y era cierto, aunque no me lo creyeron.
Nunca más volví a estar solo con Beatriz y aquella fue la última vez que jugué a la escondida."

(Crónicas del ángel gris, Alejandro Dolina, cap 8 )

7 comentarios:

Tashano dijo...

Gracias por darme la ocasión de leer algo de Alejandro Dolina, voy a intentar encontrar el libro.
Me ha gustado mucho.

Un beso

Superhero !! dijo...

Buen texto!!
Me gustó, me parece very interesante.
.
Coincido con tu buen gusto para la lectura.
.
Abraxos

JOTAELE dijo...

Hola!!!
DEvuelvo visita.
Muy bueno lo tuyo.
Abrazo,
J

Nicky dijo...

wooolas si me llego el correo mil gracias aun no lo he podido leer, pero el fin de semana lo veo vale

gracias saludos

Fran dijo...

Geraldine!
Muy bueno el trozo escogido.
Lo irónico es pensar que jugamos a las escondidas para encontranos.
Saludos. Nos estamos leyendo.

F.-

((Cioran el pirata)) dijo...

***********************************

Conclusión: "NO HAY QUE ESCONDER LOS SENTIMIENTOS" nunca.

Saludos GeraldinE.

Leinad22 dijo...

Hola Geraldine
Intentaré encontrar el libro y leermelo
Saludos